Micro-Poesía: 0706162351

Nunca supiste entender mi silencio, ni siquiera quisiste escucharlo.

No me dejaste explicarte que lo mejor de mi se encuentra allí.

Yo me enamoré del tuyo, donde eras sincera.

Quizá, teníamos tantas cosas que decirnos que nos perdimos los silencios.

Debimos callarnos a besos. Mentirnos a oscuras.

Decir, nada más, los gemidos. Contarnos los latidos.

Hacernos la piel. Dormirnos los días. Vivirnos las noches.

Nos falto aprendernos el mapa. Utilizarnos como brújula.

Aprovechar las velas, los inciensos y las lunas.

Andábamos tan sordos entre tanto silencio que dejamos de vernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s