Eterna poesía: Tú, vida, mujer…

Eterna poesía 2806161455

Disfruto observando vuestros románticos detalles como quien aprecia una magnífica obra de arte.

La forma en la que os apartáis el pelo de la cara, la precisión con la que os maquilláis, como dibujáis con las manos vuestra figura al probaros un vestido, la mirada que le echáis a vuestro propio trasero cada vez que os cambiáis de ropa, como os colocáis los pechos para que encajen y a la vez resalten dentro del sujetador, las huellas de vuestro sensual caminar en nuestras miradas, las posturas que adoptáis mientras esperáis a alguien que siempre esperamos que no sea vuestra pareja, como se insinúa vuestra traviesa ropa interior al recolocaros el vestido y los mil y un gestos que utilizáis cotidianamente, que nos vuelven locos y que desconocéis completamente.

Vuestro pelo reluciendo ante un sol que ansía tostar vuestra delicada piel. Vosotras acariciándolo ante nuestros débiles ojos que no pueden omitirlo. Los cuellos desnudos que permiten soñar con rutas de lujuria. La forma en la que adornáis elegantemente vuestras orejas ya de por si comestibles e insinuantes. Los implacables con los que nos jugáis los latidos, observándonos fugaces, tanteando y aumentando nuestros grados, algunas incluso conseguís motivar nuestra imaginación describiendo lineas que delimitan esas ventanas, ahora ya, a nuevos mundos por descubrir.

Y esa pequeña alteración, delicada y sutil, por la que se descubre vuestro placer cuando reclama más aire, como dos branquias que se ruborizan con el calor carnal. Dos playas repletas de pequeñas dunas carnosas que dibujan uno de los más hermosos espectáculos que un ser humano puede admirar. Dos músculos capaces de deleitar al más fuerte con tan solo un movimiento, de articular fonemas que hipnotizan, de regalar lo intangible e inolvidable solo con el tacto. Con una suavidad engañosa que te atrapa y te hace querer saber más. Un más que se esconde entre aquellos pequeños montículos alargados. Un terrible enemigo del hombre que aguarda a la vez que se deja entrever, insinuando lo que puede hacer, dejando volar la imaginación más allá de lo físico. El poder de toda mujer convertido en una serpiente agradablemente áspera y suave al mismo tiempo que nos desata.

Hombros que piden besos, brazos que crean caricias que solo una mujer comprende. Manos en las que caben sentimientos más grandes que el propio ser humano. Las dos colinas desde las que viajar de pecado en pecado, con aquella firmeza extraordinaria, vilmente dulces y sedosas, confirmadas por dos pequeños ojos que piden ser saciados por el viento libre capaz de colarse entre ellos. Dos delicias a las que si llegas ya te has perdido en el laberinto en el que se convierte la bajada por aquel desierto tierno y tántrico, tan solo desdibujado por un diminuto oasis que anuncia, como si de un hito se tratara, la llegada al olvido de los hombres en el que te sumerges irremediablemente cuando decides pasear por aquellos muslos voluptuosos que sujetar, que incitan y guían a un solo punto a las puertas del cual se encuentran los hoyuelos de la pasión. Dos pequeñas cavidades que, como las dos primeras gotas de la tormenta que se avecina, te hunden y te impulsan al triángulo de las Bermudas.

Un lugar rugoso donde perderse, encontrarse, volverse a perder y descubrir, la caja de Pandora, el taller de Dios o el creacionismo de Darwin, el palacio de los deseos concedidos donde se lubrican las fantasías, se derrama el sudor, se practican idiomas desconocidos, se inventan palabras nuevas y donde al fin, las verdades convergen en una sinfonía para conformar el mejor lugar donde dejarse la vida.

Eterna poesía 2806161455 2

2806161455

*Esto es una oda a todas las mujeres, porque os lo merecéis y porque queremos que entendáis que el deseo es parte del amor y que cualquier hombre, suficientemente hombre, primero ama y luego desea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s