Micro-Poesía: 170720161645

El día que me descubrí sonriendo,

viendote recien levantada,

sin maquillaje y enredada entre mis sábanas,

lo supe.

A partir de ese momento, siempre iba a querer despedir mis buenos días

escribiendo buenas noches, con saliva, en tus costillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s