Micro-Poesía: 1311151028

Besos robados, pero devueltos con intereses.

Besos por sorpresa en un coche, al final de un concierto

o en mitad de una escalera.

Besos que dicen lo que los labios callan

y te dejan el corazón tiritando de frío, en pleno verano.

Besos adictivos, la dosis es efímera

pero la desintoxicación nos dura años.

Besos, los mejores aún, no los hemos dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s