Eterna poesía: Pequeña fiera.

Pequeña fiera asustada, amurallas tu vida como si de una fortaleza se tratara. No huyas de la tormenta si quieres llegar a disfrutar de la calma. Para ver sonreir al arco iris, hay que dejar llover al cielo.

Pequeña fiera asustada, desconfias de tu propia sombra y hace mucho que dejaste de fijarte en tu propio reflejo. No deambules sola de noche, entre las sombras, no todas las luces son luciérnagas que no llevan a ningún lugar.

Pequeña fiera asustada, sigue dándole cuerda a ese reloj, demuestra(te) con cada latido que este es tu sitio y que quien no está aquí, a tu lado, es porque nunca compartió tu camino.

Pequeña fiera asustada, deja de herir a la vida con tanto miedo y empieza a vivir como si en cualquier momento pudieras alzar el vuelo.

Pequeña fiera  asustada…

2 comentarios en “Eterna poesía: Pequeña fiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s