Eterna poesía: 1809161314

Mírame, escúchame, entiéndeme, no sirvo para volar a ras de suelo, no supe nunca nadar a contracorriente, nunca me divertí saltando charcos ni bailando descalza sobre la luna llena. Pero llegaste tú, y mis fronteras se difuminaron. Mi castillo y fortaleza quedaron en ruinas y no tengo más que mis manos vacías para arropar tus sueños y dejar a los monstruos debajo de la cama. Y ahora solo quiero que todo vuelva a empezar para ir saltando charcos, pasarme las noches bailando descalza sobre la luna llena, regalarte mis mejores sonrisas mientras ahuyento a tus pesadillas. Bebernos la vida entre sorbos de cerveza fría. Sentir tus manos a pesar de la distancia que nos separa, verme la más bonita aunque tú no me puedas ver. Alcanzar mis sueños sin mirar atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s