Princesa de cuento errante.

Mírate, princesa de cuento errante. Te invitan a todas las fiestas, pero ningún príncipe recoge tus zapatos si los pierdes.

Mírate, princesa de cuento errante, conjuntando sonrisas de carmín falso con sujetadores de satén.

Mírate, princesa de cuento errante, olvidaste hace mucho tiempo que debajo de la piel se esconde lo más importante.

Mírate, princesa de cuento errante, si tanto le temes a la vida, no alardees de lo que no posees.

Mírate, princesa de cuento errante, perdiste tu reflejo al mirarte en espejo ajeno.

Mírate, princesa de cuento errante, déjate ya de tanto cuento. Si tú no te valoras, los demás siempre darán por hecho que te regalas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s