Eterna poesía: 2510162116

Enamorarme de ti fue más sencillo de lo que jamás pude imaginar, quererte es mi felicidad y tenerte a mi lado la fuerza para superar cada día en la lejanía. No hay palabras para expresar lo que mi corazón siente al verte, puedo perderme en tu mirada, puedo olvidar mi nombre en el preciso instante que tus manos acarician mi piel. El vestido que mejor me sienta son tus labios susurrándome en el oído que nunca me dejarán. Podría describirte recuerdos aún no vividos, dibujarte las próximas lunas nuevas, acariciar tu piel con la nieve del próximo invierno. Pero prefiero confesarte que tu amor me devolvió a la vida. Cuando te conocí iba sin rumbo, sin un plan establecido. Solo buscaba comerme el mundo, ganar la guerra sin librar una batalla, cazar a mi presa con sólo una mirada. Y desde hace ya algunos meses, el cazador se ha convertido en presa, sin necesidad de escapar, a merced de tus deseos y voluntad.

No importa cuando el mundo decida terminar, pues como dicen por ahí….hasta la muerte tiene sentido después de este amor vivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s