Micro-Poesía: 1410161449

Tú que mareas mis ojos con tu ir y venir,

cambias tu rostro, tus formas, tu ropa,

pero sigues siendo tú,

locura de hombre cuerdo.

No se si miras dentro, a mi,

o simplemente tu reflejo,

pero ese descarado movimiento

altera mis nervios, me pisa el tiempo.

Sutiles gestos inconscientes

estremecen mi piel hasta los dedos,

dulces detalles tan propios,

siempre efímero erotismo.

Juegas, juegas y ganas,

a pesar de tus palabras

nunca haces lo que dices,

nunca dices lo que sientes, juegas.

Mujer que me mareas,

olvida lo que “debe”

deja lugar a lo que “puede”

y entonces, seremos iguales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s