Micro-Poesía: 1511161757

No puedo culpar al alchohol, cuando esa noche ni lo había probado.

No quiero culparte únicamente a ti, de enredarme entre tus sábanas.

Acepto la culpa de sonreir cada vez que mis labios pronuncian tu nombre.

Me ofrezco voluntaria paraa cumplir  condena, siempre y cuando tú seas el juez

y verdugo de este caso, que desde la primera noche ya tenías ganado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s