Reflexílabos: 1411161209

Parece ser la vida un continuo de finales, una sucesión de desventuras que te entierran en ti mismo, decepciones encontradas en el camino que te devuelven al inicio. Puedo haberme quedado ya sin rutas que descubrir, quedándome exiliado en el cruce de destinos ajenos que tan solo me utilizan para encontrar el suyo propio, ¿soy quizá un gregario, un “sherpa” de pasados, una oficina de objetos perdidos?

¿Qué debería hacer? Aceptar que son las consecuencias de mi forma de ser o cambiarla. La realidad es que todo aquel que me rodea parece acabar encontrando su camino, su motivo, su compañía y yo por lo pronto sigo aquí, como un puzzle al que le faltan las piezas que ha regalado, incompleto, inacabable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s