Micro-Poesía: 2811161653

No intentes convencerme, tus argumentos no me sirven.

Yo no soy tuya, yo no soy de nadie, ni siquiera soy mía;

lo seré cuando llegue a conocerme lejos de esta sociedad podrida.

Y no te confundas, si te sigo dejando la puerta abierta

no es porque me muera deseando tu regreso.

Si te sigo dejando la puerta abierta es,

porque si regresas lo hagas sin mucho ruido

y sea yo la que decida si hacerte caso vale la pena.

Que por si aún no te has enterado,

las reglas del juego han cambiado.

Y esta vez la partida, la gano yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s