Reflexílabos: 1310161408

Siempre parezco hundirme de nuevo a las miserias de mi propio discurso hipócrita, convirtiéndome en quien no creo querer ser frente a mi espejo de incertidumbres.

Parece carecer el caminar de sentido, conservando la dirección remota que me llevó a este mismo dilema.

Mar de dudas usuales al riesgo o quizá, las dudas sean una demostración de la soberbia humana que nos devuelve al más fino polvo de creación arbitraria y estemos aquí, tan solo, para escribir, o describir.

Pero todo vuelve a cambiar con tan solo un mísero detalle de áurea afín. detalles tan grandes como poesías en forma de personas capaces de volverte a plantear si tu estado es la duda o la duda no es más que eso.

Al final la inercia me lleva a continuar por un sendero que desconozco pero del cual reconozco las piedras que yo mismo he trabajado para que me sirvan de baldosas donde pisar, y por qué no, saltar al vacío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s