Eterna Poesía: 1410161029

Viernes,

se acerca el fin o el comienzo.

Yo tan solo oigo un metrónomo que gira e el techo.

Alguns bombillas apagadas como pasados.

Una taza seca, manchada, como las sábanas del desayuno.

Excitación tras una mirada intensa al centro mismo de mis deseos.

Oportunidades en blanco esparcidas por la mesa.

Palabras líquidas esperando en la aduana de mi bolígrafo,

y yo, medio sentado,

medio de pie,

sintiendo las décimas efervescentes como fiebre en mi entrepierna aburrida.

Los más oscuros deseos se apoderan de mí,

e incluso me sorprenden,

¡Ay! Prejuicios que nos prohiben hacernos caos

follando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s