Relatando: 2009161650

Nos preguntábamos constantemente dónde estaría lo que llegamos a ser, pero sabíamos, a su vez, que esa duda nunca tendría una respuesta concreta y, por descontado, unánime.

¿Qué hacíamos allí entonces? Creo que el cariño de un pasado como el nuestro nos evocaba tales sensaciones que nos era imposible n0 caer de nuevo en el pecado que representaba el otro.

Así se sucedieron años de vigilias nocturnas entre cortinas de habitaciones tan desconocidas y ajenas como lo éramos el uno del otro. Cada uno son su propia vida, su camino ya marcado y, sin embargo, tan perturbadamente predecible, fruto del conformismo en el que nos habíamos sumido, y quizá fuera ese hecho precisamente el que nos conducía siempre de vuelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s