Eterna poesía: Acostumbrada.

Acostumbrada a los puntos finales,

no sé que encontraré tras un punto y seguido.

Acostumbrada a terminar las historias con puntos suspensivos,

no sé que ocurrirá ahora,

que ya no pienso volver a escribirlos jamás.

Acostumbrada a releer siempre el mismo capítulo,

ahora voy dejando hojas en blanco

por si tengo que ir improvisando.

Acostumbrada a guardar libros sin valor

por si un día alguien los reclama,

ahora llegás tú y, de una sola vez,

los lanzas a la hoguera para que ardan.

Acostumbrada a que otros leyeran mi historia,

ahora me doy cuenta,

la única vida que merece ser contada,

es la que se escribe en primera persona y en voz alta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s