Impro: Privilegio

Ni existen las casualidades,

ni tan siquiera las causalidades.

No nos conocemos por la gracia de Dios,

ni por nuestras propias elecciones.

Convergemos en un espacio tiempo

para que entendamos,

que tenernos el uno al otro,

es un privilegio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s