Soy todo lo que soy

Me gustan las personas capaces de desnudarse ante ti sin ningún tipo de pudor dejando así, al descubierto, su vergüenza. Esa clase de honestidad y sinceridad esta ya casi extinta, y la causa no es la sociedad sino aquellos que nos dejamos influenciar en demasía por ella.

Por tanto, como ofrenda para esas almas (cebo quizá), voy a hablarles de mi oscuridad que tanto me gusta.

Tengo cierta prepotencia y arrogancia en mi discurso, incluso en mis gestos chulescos. Me resulta inevitable sentirme superior a ciertas personas. Confieso que en ocasiones busco aprobación en desconocidos. Creo tener algunos prejuicios demasiado anclados y definidos y mi intolerancia, extremismo a veces, puede llegar a incomodar al resto.

Puedo llegar a demostrar muy poca empatía aún cuando soy yo o mis actos, la causa del problema. Soy testarud@ hasta el límite de mentir. Me gusta jugar con las personas cuando las veo influenciables y me encanta que me adulen. No tengo vergüenza pues para mí, mi egoísmo es más importante. He robado, agredido a otras personas, he dañado premeditadamente. Caigo en la hipocresía demasiado a menudo, incluso me contradigo. Soy perezos@ de una manera vergonzosa. He tenido relaciones en público y volvería a tenerlas, he llegado a forzar a otra persona, por poco que fuera, para tener sexo y he comprado personas con tal fin. Me he llegado a volver loc@ hasta el punto de no poder controlarme y he negociado cara a cara con el suicidio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s