#2 Remitente 9374

Bonjour,

No esperaba tu carta, no tan pronto, de todas maneras me alegra, no tenía muy claro quien debía tomar la iniciativa.

¿Mi bar?, no es justo, era un lugar único, creo que nadie lo entendió.

Curiosa “causalidad” aquello del tiempo y el suicidio, ¿crees que ha podido ser algún vecino?.

Supongo que le acabó cogiendo cierto cariño, era un tipo extravagante. Ella me contó como un día se dieron un golpe en la cabeza cuando ella subía y el bajaba desesperado por alcanzar los aguacates que se le habían caído al romperse la bolsa del mercado; él y los aguacates. Extrañamente siempre me acuerdo de los ojos que ponía al comprarlos, supongo que ahora más; siempre se intensifican las emociones cuando alguien muere.

Sabía que el libro te gustaría, me alegra haberte sacado de tu realidad y haber conseguido que te sumergieras, por raro que parezca, en un libro. Pero no has mencionado nada acerca del controvertido final, más te vale dedicarle algunas lineas en tu próxima carta. Por mi parte solo te diré que el autor está preparando la adaptación a la gran pantalla, ¿qué más puede pedir un cinéfilo con demasiado tiempo libre?.

Tengo que confesar que lo intento, pero aquí la materia prima no me permite conseguir el sabor de tu desayuno, tengo que conformarme con un café, eso sí, aquí hay tostadores de primera, un “muffin”, como lo llaman aquí, vegano y el zumo de naranja y fresas he tenido que cambiarlo por zumo de piña de botella, así no se puede empezar bien el día pero habrá que acostumbrarse.

Si no recuerdo mal, el dueño me contó que por las noches, en ocasiones, organizaba recitales de poesía y conciertos acústicos, quizá de ahí el cambio de silla. No se lo cuentes a nadie pero las del fondo nunca las mueve, por si te interesa.

Yo, como ves, adaptándome, más lentamente de lo que me gustaría. Dices que han cambiado cosas, imagínate empezar de cero. He encontrado piso y mi compañera, bueno, parece normal, ya veremos. Está cerca del trabajo que sinceramente no puedo quejarme, mis días libres y mi buen sueldo, ahora toca ¡socializar!, que poco me gusta.

Espero que esta carta implique una continuación y trata de no esperar, o conociéndote, te acabarás flagelándo cuando entiendas lo que has perdido por hacerlo.

1309172209

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s