2710161043

Malditos sean los minutos

entre tu verdad y la mía,

malditas todas las incertidumbres

que restan en tus labios.

Malditos tus pasados con nombre

que atacan mi presente,

maldito el tiempo que necesitamos

pero que no queremos.

 

Que dichoso este ahora

que parece nuestro,

que nos quita noches y sueños,

que dichosos los silencios

entre el amor y el miedo.

Que dichosas las palabras

que no pronuncias,

que no conozco y ya deseo.

Que dichosa mi ambición por quererte

olvidando el riesgo.

 

Odio estos días en mi camino

en los que siento tu mano

y no sé si es mi sueño.

Odio por igual tus ojos y tus demonios,

ya que unos me elevan

para que los otros

me empujen al vacío.

Te odio por (a)parecer dispuesta,

con tu vestido y tus medias,

tintas.

Me oido a mi por querer lo que odio

aunque el amor y el odio

vistan el mismo duelo.

 

Porque odio este dichoso cuento

que maldice lo que siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s