Gran reserva

Como quien guarda esa preciada botella de vino para una gran ocasión que la vida parece no darle nunca.

Como quien, de tanto esperar, olvida que guardó esa preciada botella.

Como quien, de tanto guardarla, ha conseguido que esa preciada botella madure tras el paso del tiempo.

Como quien, sin esperar ya nada de ese tiempo transcurrido, decide darla por perdida y dejarla convertirse en vinagre.

Como quien no quiere, entraste en mi bodega, descubriste esa preciada botella que tan celosamente había guardado, soplaste casi de un suspiro, así, con sutileza y el descaro de quien toca lo que no es suyo, todo el polvo, llámale tiempo, acumulado. 

Como quien no quiere, decidiste que tú eras esa gran ocasión y abriste, como quien lleva toda la vida abriendo botellas de vino, esa esencia macerada en ella misma, curtida por el paso de los años para dejarnos, a ambos, con la sorpresa del mejor vino, reserva del 90, que lejos de ser vinagre, ahora, más que nunca, es copa llena.

0602182254

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s