Ir y venir: Aprender

Puertas #4.jpg

Pasado

-¿Qué te parece Didac?-

Estaba paralizado, incapaz de responder ni escuchar lo que Ernesto le estaba preguntando, ensimismado en la manera de pensar, expresarse y actuar de las gentes de aquel islote, el orden y forma con las que el devenir le proponía sus días y el extraño misticismo con el que parecía estar escribiéndose una historia en aquel preciso instante.

Era incapaz de analizar tantos y tales estímulos a la vez. No conseguía entender absolutamente nada, tan solo podía limitarse a confiar y en dejarse llevar, quizá se trataba precisamente de eso.

Un olor extraño y diferente, ajeno, le lleno la nariz con unas sutiles notas a hierba seca y tabaco, no fue hasta que aquel aroma se intensificó cuando despertó de su meditación para encontrarse de frente con un cigarro de marihuana que Ernesto sujetaba en la mano.

-¿A qué has venido?. Aquí no hay protocolos chico, si quieres escribir empieza por salir de tu forma corpórea-

Didac acogió aquella idea, no supo exactamente si lo hizo por compromiso o porque realmente deseara hacerlo pero el humo ya había empezado a adueñarse de su conciencia y escuchó una pregunta que tuve que acabar deduciendo él.

-Mira la puerta del edificio de enfrente, ¿qué ves?-

0504191715

Un comentario en “Ir y venir: Aprender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s