Eterna poesía: 2501191830

Y las letras no me vienen. Parecen habérseme escurrido entre los dedos uno de esos días en los que dejo la libreta y el poeta en casa, dolidas y decepcionadas, huyendo y arriesgándose a otros cualesquiera. ¡Vete tú a saber que dirán con ellas! Pobres letras, que no son mías y las quiero como si… Seguir leyendo Eterna poesía: 2501191830